Rosa de los vientos es usada en navegación desde siglos ancestrales y cubre las 32 direcciones principales en los movimientos en la superficie terrestres

Reservando butaca


Pasen y vean...
Este espacio está dedicado íntegramente al cine, el cine de todos los tiempos.
Una sección donde la sonrisa está asegurada. Pequeñas incursiones en el séptimo arte, desde el cine mudo al color, los musicales, los grandes obras maestras, etc
Todos tienen aquí un rencuentro con la menoría selectiva, que va gravando a pinceladas retazos de nuestra historia. Quién hubiera imaginado a la “Hayworth” cantando por fandanguillos, o el orgasmo fingido de Meg Rayan comiendo un sándwich vegetal .

Reserven butaca, que la sesión da comienzo.

El balcón de oriente

Contenidos insurrectos, estrafalarios y pendencieros.
Un balcón con una vista esplendida hacía oriente. Quizás porque es allí donde se esconde los magos, o donde las mil y una noche dieron rienda suelta al sueño. O al enseño. O al mañana. O al pasado.

Desengáñate con tus propios ojos, como diría la abuela Petra.

Desde el infinito y más allá

Al principio fue el hombre, le siguieron las palabras. Desde hace millones de años, nos persiguen instintos innatos. Una forma del Ser para sobrevivir. Entre los infinitos detalles, complejas formas de amar, de sentir; de expresión en definitiva. Todas las tragedias griegas, todos los fados, todas las coplas, toda la poesías, todas las pinturas, las esculturas, la música, tienen aquí un espacio... todo, eres tú. Sentimientos envueltos en un halo, creados a nuestra imagen y semejanza.

En tu idioma, es más fácil:

18 jul. 2010

Reservando butaca 8 "La vida en blanco y negro"

Cuando llegue, ellos ya estaban aquí. Caminaban deprisa, trajeados pero sin dinero en los bolsillos, con los zapatones agujereados y el alma lleno de remiendos. De fondo un música de piano y unas cortas aclaraciones sobre una pancarta oscura. Sin dialogo,aunque nunca les hizo falta para las críticas. Un blanco y negro con muchos apellidos dignos, tan dignos, tan honoríficos como sus nombres.
Mi entorno ha estado acunado por algunos de esos primeros flirteos. Un fantástico mundo sin color, sin palabras oídas. Dominado por la imagen, por lo sencillo... por lo visual.

Harold Lloyd's


Búster Keaton


Charles Chaplin


Después, se sumo la voz. Fue cuando entendí lo increible que era expresar con palabras. Se me olvido el gesto de otros tiempos; las formas de decir, sin decir. La sonrisa enmascarada en el ingenio, de lo dócil, de lo dulce.
Cuando sonreí con sus torpes y absurdos diálogos, cuando ni tan siquiera era consciente de la falta de color. Cuando reía en blanco y negro, porque la vida era sencilla, tan sencilla como el cine. Cuando las madalenas eran para el desayuno de los domingos y el aperitivo, patatas de churrería.
Les descubrí con ojos de niña y han sido míos para siempre.

Hermanos Marx






El gordo y el flaco "Stan Laurel y Oliver Hardy"


Siempre hubo escenas que retendré en las retinas: “la parte contratante de la primera parte, etc”
Siempre hubo tiempo para sonreír desde el sofá: “Sopa de ganso”, “Los cuatro cocos", "Un día en la opera", y tantas...
Tiempo para deleitarnos: "La diligencia", para acariciar los sentidos: “Papa piernas largas, etc.
Sencillos tiempos para no hacer más que lo que nos dictaban las ganas.

4 comentarios:

Judit dijo...

Estimada Bea! Com recordo aquestes pelis... Eren temps de no tenir cap maldecap. Jo no sé tu, però van ser els temps en que va arribar la tele a casa meva. Quin tip de riure, recordo que el pare, plorava de tant riure (això li passa sempre, encara ara) i deia: "Collons d´home, mira tu que es tonto"
Tinc la sensació que fa mil anys...

Beatriu dijo...

Si, si ... les rialles eren la nota dominant mentre vèiem el film. I Q FACIL ERA LA VIDA LLAVORS. Créixer sense fer-nos preguntes.

Anónimo dijo...

Ohhhhhhh, buenisimos momentos me vienen a la mente, risas ,y hasta interrogantes cuando no entendia el humor de Lloyds, el Gordo y el Flaco ,descubrir el humor del gordo y el flaco lo recuerdo como mezcla de ternura y lastima hacia aquella pareja. Bueno y los Hnos Marx jaja, su camarote, el hotel de los lios, la sra de las antenas...la verdad volver por un momento a esos momentos que has descrtio parece que nada se movio en el tiempo, y fijate...

Beatriu dijo...

El tiempo vuela, es bueno retenerlo en los recuerdos, a si me gusta detenerlo. Y lo hago aquí con vosotros, gracias por leerme.