Rosa de los vientos es usada en navegación desde siglos ancestrales y cubre las 32 direcciones principales en los movimientos en la superficie terrestres

Reservando butaca


Pasen y vean...
Este espacio está dedicado íntegramente al cine, el cine de todos los tiempos.
Una sección donde la sonrisa está asegurada. Pequeñas incursiones en el séptimo arte, desde el cine mudo al color, los musicales, los grandes obras maestras, etc
Todos tienen aquí un rencuentro con la menoría selectiva, que va gravando a pinceladas retazos de nuestra historia. Quién hubiera imaginado a la “Hayworth” cantando por fandanguillos, o el orgasmo fingido de Meg Rayan comiendo un sándwich vegetal .

Reserven butaca, que la sesión da comienzo.

El balcón de oriente

Contenidos insurrectos, estrafalarios y pendencieros.
Un balcón con una vista esplendida hacía oriente. Quizás porque es allí donde se esconde los magos, o donde las mil y una noche dieron rienda suelta al sueño. O al enseño. O al mañana. O al pasado.

Desengáñate con tus propios ojos, como diría la abuela Petra.

Desde el infinito y más allá

Al principio fue el hombre, le siguieron las palabras. Desde hace millones de años, nos persiguen instintos innatos. Una forma del Ser para sobrevivir. Entre los infinitos detalles, complejas formas de amar, de sentir; de expresión en definitiva. Todas las tragedias griegas, todos los fados, todas las coplas, toda la poesías, todas las pinturas, las esculturas, la música, tienen aquí un espacio... todo, eres tú. Sentimientos envueltos en un halo, creados a nuestra imagen y semejanza.

En tu idioma, es más fácil:

2 dic. 2010

El balcón de oriente 5 "BASTA YA"

Eran la madrugada del sábado, cría que todo había quedado dicho. No volveríamos a vernos. Un alivio, pero eso era en apariencia. Según avanzaba el día, me parecía menos dramático. Posible habían influido tantos cambios drásticos vividos hasta entonces. Cierta madurez se me supone y sentido común. Con mi agilidad mental, debería haberle visto venir. Pero en el amor uno es siempre ingenuo, crees que te envolverá en un halo de dulzor, nada más lejos. Volvió y le recibí dócil como un corderito. Su mal carácter era excusado por mi temperamental talante me acusaba él. Definitivamente resarcidos con su encanto y aquel maravilloso ramo de rosas que le cubrían parcialmente el rostro. Cuando abrí la puerta lloraba de arrepentimiento, le creí como tantas veces.
 
Después del hacer el amor, algo de mi actitud le saca de sus casillas. ¿Por qué esta vez? No me dio tiempo a reaccionar, su puño chocaba violentamente contra mi cara. Fue cuando decidí no poner la otra mejilla.

2 comentarios:

Judit dijo...

No sé què pot portar a algú a fer mal a una altra persona, però no està bé, no és bonic, no és lícit i sobretot, no és una bona forma d´estimar...
Petonets a les ferides, a totes, pq es curin aviat!

Beatriu Mar dijo...

Som molt afortunades les que tenim una bona parella, però hi ha tatntes dones i fills que pateixen. Per totes elles "JA N'HI HA PROU"